Macron: de banquero al Elíseo

Fotografía de Eric FEFERBERG para

Emmanuel Macron llega al Elíseo con el 66,06% de los votos franceses.

Elecciones presidenciales. Fuente de imagen: Google.

Emmanuel Macron, quien fuera ministro de economía con Hollande hasta mediados de 2016, llega al Elíseo tras unas elecciones marcadas por la indecisión, los votos en blanco y la abstención. Su oponente, Marine Le Pen, logra el 33,93% de los votos.

Hay nuevos partidos, nuevas caras, pero también ideologías más marcadas y votantes menos informados y más indecisos.

Así pues, en esta segunda vuelta nos hemos encontrado con los que, por un lado, por convicción, votan a los de siempre y, por otro, los que, sin estar seguros, votan con miedo al candidato que consideran “el menos malo”.

Miedo e indecisión

El sentimiento republicano en Francia es incuestionable y generalmente ganan los partidos de centro o de izquierdas. Por ello,  Europa se llevó las manos a la cabeza cuando Le Pen obtuvo el 22,3% de los votos el pasado 23 de abril y Bruselas temblaba frente a un hipotético “Frexit”.

Ese día se dio un acontecimiento que ya se había visto antes en España o Países Bajos: dos o más fuerzas (en este caso cuatro) con posibilidades reales de ganar las elecciones.

Fotografía del debate entre Le Pen y Macron realizada por Eric FEFERBERG para AFP Noticias. Fotografía publicada previamente en la revista Time.

Campaña rosa

 

Así mismo, Francia, un país en el que no se suele hablar de la vida privada de los candidatos a menos que estén implicados en casos de corrupción, parece haber cambiado de cambiado de enfoque.

Y es que algunos medios franceses han mostrado su faceta más chismosa y han sacado a la luz detalles de la vida privada de Emmanuel Macron, como el hecho de que su esposa fuera su maestra, con el fin de intentar desprestigiarlo.

Esta táctica, más propia de sus vecinos del sur, no parece, sin embargo, haber influido sobre los resultados electorales.

Apoyos

Personalidades de todos los ámbitos, como Zidane, Merkel, Yanis Varufakis o Barack Obama mostraron su apoyo a Macron tanto en ruedas de prensa, redes sociales o en privado.

Programa y perspectivas de futuro

En su programa, Emmanuel Macron promete esencialmente implantar una serie de medidas que favorezcan el crecimiento económico al mismo tiempo que busca garantizar las mismas oportunidades a todos los niños, ayudar mediante incentivos a aquellos trabajadores con menos recursos o reforzar la relacción con Europa.

Finalmente, Macron mira también hacia Bretaña y hacia las regiones periféricas de ultramar situadas en el Atlántico, por oposición al centralismo de Marine Le Pen.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*