La tradición del día del pancake

El día del pancake (¡o Día de adiós a la dieta!) visto desde el punto de vista de una expatriada.

Como española, he de decir que cuando me mudé a #Gran Bretaña tenía la idea de que los británicos nos llevaban décadas de ventaja con respecto a las tradiciones religiosas que aún están tan arraigadas en #España hoy en día, sobretodo en los pueblos y en las regiones más conservadoras.

Lo que no me imaginaba es que esto no era del todo verdad, en realidad no somos tan distintos, simplemente cada uno celebra las tradiciones a su manera.

Mientras que los británicos se quedan boquiabiertos con nuestros desfiles y cabalgatas y con las #fallas, puesto que no acaban de entender que quememos figuras de cartón y madera que además hemos tardado un año en construir, a los españoles no dejan de asombrarnos sus #tradiciones, que aunque menos elaboradas, no dejan de ser curiosas, como la del #día del pancake (o día de las tortitas).

¿Os imagináis que tuviéramos un #día de la paella? Bueno… en realidad no sería tan extraño… puesto que en muchas casas es típico comer paella los domingos, ya que es el único día de la semana en que todos se juntan para comer. ¡Y es que se podría decir que comer, beber y cotillear bien podría ser considerado como nuestro deporte nacional!

¿Queréis saber qué es el #día del pancake y en qué consiste?

Este día es también conocido como el #martes de pancakes, o el #martes grasoso. ¡Y es que no les falta razón para apodarlo así! Se trata del martes que precede al #miércoles de ceniza, y se celebra principalmente en los países de la Commonwealth, es decir, en las antiguas colonias británicas, mientras que en otros países, como España o Brasil.

Todo empezó con una tradición, pues con motivo del periodo de ayuno que se debía de respetar durante la cuaresma, propia de los credos cristiano y anglicano, la gente consumía todo tipo de comida grasosa, como pancakes, pastelería o pan antes de que llegase tal fecha, pues a partir del miércoles de ceniza no se les permitía comer cosas como carne o huevos, considerados “placenteros”.

Por suerte para algunos, no todo es comer. De hecho, también se organizan carreras cortas en todo el territorio británico (y en otros países que mantuvieron la tradición, como EE.UU.), en las que los participantes corren por el pueblo o la ciudad vestidos con delantales y con una sartén en la mano. ¡Y como no, un pancake! ¿Y el premio? ¡Una sartén para freír!

Y si esto os resulta cómico, ¡esperad a que os explique el origen de esta tradición!

En 1445, una mujer en la localidad de Olney (ver mapa), estaba preparando pancakes cuando de pronto escuchó las campanas de la iglesia, así que, ni corta ni perezosa, salió corriendo hacia la misa, pero eso sí, con su delantal y su sartén en la mano. Lo que empezó como una divertida anécdota dio lugar a una graciosísima tradición y ahora, todos los participantes de la carrera tienen que vestirse como una auténtica ama de casa, ¡incluyendo su delantal y su pañuelo o gorro de cocina!

Olney, Inglaterra

¿Y ustedes, saldrían a correr con el delantal y la sartén?

Artículo original publicado en Blasting News: http://uk.blastingnews.com/opinion/2017/02/happy-pancake-day-2017-great-britain-001497373.html

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*