Entrevistas

sabena Tengo el gusto de poder trasladar a este número las amables palabras de un traductor y amigo excelente Carlos Sabena. Nos conocimos en el 3º Congreso Internacional sobre Investigación en Didáctica de la Traducción, celebrado en julio de 2014 en Barcelona. Coincidimos en la misma mesa durante un receso el último día y, tras una pequeña charla decidimos cenar juntos y compartir impresiones sobre nuestro trabajo, dejando de lado la distancia kilométrica entre Argentina y España para acercar ambas culturas. En la actualidad, compartimos aula virtual en el Máster de Traducción Medico-sanitaria de la Universidad Jaime I de Castellón.

Buenos días Carlos, en primer lugar me gustaría que te presentaras y que nos hicieras un pequeño resumen de tu trayectoria profesional.

Saludos a todos los lectores. Me llamo Carlos Sabena, soy argentino y vivo en la ciudad de Córdoba, en Argentina. En esta ciudad hay muchas Universidades por eso vine aquí a estudiar y luego me quedé. Estudié el traductorado público de inglés. Una vez recibido comencé a trabajar como traductor de inglés de manera independiente (freelance) en diferentes empresas de traducción (o agencias, como se les suele llamar). Actualmente, además de traducir de manera independiente, trabajo como profesor asistente en la Universidad en la materia Traducción Técnica.

¿En qué momento decidiste iniciar los estudios que te llevaron a ejercer hoy en día la traducción?

Ya de grande diría yo. Entiéndase por grande, que no fue apenas terminé el secundario. Apenas terminé el secundario, no sabía bien qué iba a hacer y empecé a estudiar para ser analista de sistemas. Siempre tuve la intención de estudiar algo relacionado con el inglés, pero siempre también subestimé un poco la carrera, y otro poco pensé que no iba a poder vivir económicamente de ella. Este es un prejuicio muy arraigado aquí, entre quienes no siguen estudiando las carreras tradicionales como ser Medicina, Abogacía o Economía.

Tras terminar tu Licenciatura en esta disciplina, ¿qué decidiste hacer? ¿Te lanzaste directamente al ámbito profesional?

La carrera, estrictamente hablando, no es una Licenciatura. Aunque también existe la posibilidad de hacerla. Me explico mejor. En la facultad de lenguas, (Universidad Nacional de Córdoba), existe la posibilidad de cursar el traductorado, la Licenciatura o el profesorado en inglés, francés, italiano y alemán. Cada uno dura cinco años. El traductorado es público y nacional. Existen otras carreras de traductorado en otras partes del país y también en Córdoba que no son públicas y duran entre 3 años y 4 años, aproximadamente. También está la carrera de profesorado de portugués, pero no de traductorado. Una vez recibido me lancé directamente a trabajar como freelancer. Digo lancé, porque no sabía qué me aguardaría del otro lado. Creo que no estuve del todo preparado para afrontar el mercado laboral. La formación ha sido muy académica pero poco mercantilista, por decirlo de algún modo.

¿Has realizado más estudios de formación profesional como por ejemplo algún Máster?

He realizado un Máster en Terminología en la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona) y, actualmente, curso el de Traducción Medico-sanitaria de la UJI al igual que mi compañera Ana.

¿Te planteaste ampliar tu profesión con otras vías relacionadas con la T&I? ¿O decidiste seguir traduciendo?

Mi labor se divide en dos. Por una parte doy clases de Traducción Técnica en la facultad de lenguas y por otro trabajo como traductor para algunas empresas extranjeras. En un futuro, quizás me gustaría iniciar la carrera doctoral.

¿Has decidido ampliar tu mercado con empresas extranjeras o bien quieres dedicarte a la traducción en Argentina?

Cuando comencé a trabajar, lo hacía para empresas (agencias) argentinas. Actualmente trabajo solo para empresas extranjeras, ya que es más redituable económicamente por la diferencia cambiaria y también porque me siento más cómodo.

Nos gustaría conocer alguna anécdota sobre alguna traducción que hayas podido realizar, para añadir una nota de color a este mercado tan competitivo.

Me pasó que de la nada me contactó este buen hombre, fotógrafo, de EE.UU a través de un sitio de traducciones. James Craig viajaba a la Isla de Pascua el con su esposa, donde se quedaron como un año. Sacaron cientos, decenas de fotos, de los paisajes de la isla, de sus habitantes, fiestas, costumbres. Después, a su regreso decidió escribir un libro narrado en primera persona e incluir las fotografías en blanco y negro. Yo traduje sus relatos del inglés al español, de manera que quedara una versión bilingüe. Su objetivo era que la gente lugareña pudiera también “gozar” y aprovechar su trabajo para lectores hispanos. Este es el enlace donde pueden ver con más detalle: http://jamescraigphotography.com/books/the-moon-has-been-eaten–se-comi-la-luna.html; así como de parte de la obra con la que me obsequió en este otro: http://jamescraigphotography.com/ewExternalFiles/Se_comio_la_luna.pdf.

Espero que os gusten estas líneas, nos leemos, un saludo a todos los lectores.

Muchas gracias a tí, por concedernos un poco de tu tiempo y hacernos llegar tu experiencia como traductor y docente. Un abrazo.

Blackcat

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*