Adopta, no compres

¡Adopta, no compres!

Saludos, lectores de Purple Words,

En la revista de este mes queríamos hablaros de dos criaturas adorables de cuya existencia nos hicimos eco por las redes sociales: Monty y George. Cambiaron las vidas de sus familias al instante en que entraron en sus nuevos hogares, y gracias a Facebook ahora son miembros de una comunidad que no sólo está ansiosa por tener noticias suyas sino que también hace piña para denunciar casos de los que, de otra manera, no se enteraría nadie. Además, están con nosotros para contarnos cómo son las leyes para la protección de los animales en sus países, así como la situación de los refugios, y pediros una cosita, aunque esto lo sabréis al final del artículo.

monty

Monty nos escribe desde Dinamarca y lo que lo hace tan especial es que el hecho de no tener tabique nasal no le impide tener la vida de un gato normal. 

Su familia creó una página de Facebook para él donde podréis encontrar ésta y otras fotos, además de una página web. donde este adorable minino cuenta su historia.

Monty no había sido abandonado ni maltratado, sino que su antiguo dueño ya no podía hacerse cargo de sus animales y todos, incluido Monty, fueron llevados a refugios. Fue precisamente en la página web del refugio donde su familia lo encontró y se enamoró de él. No planeaban adoptar, puesto que ya tenían dos gatos, pero no se pudieron resistir. Los padres adoptivos de Monty nos cuentan que, pese a que todo el mundo suele fijarse más en los gatitos pequeños, prefirieron decantarse por uno adulto por tres razones principalmente: la primera, ya tenían dos gatos adultos; la segunda, hay una gran cantidad de gatos y perros adultos esperando a encontrar una familia que les acoja y les quiera y, por último, que los gatos adultos demuestran saber lo que se ha hecho por ellos y lo devuelven con creces.

Monty quiere destacar que, aunque en su país no hay perreras, si bien es verdad que a los animales que estén muy enfermos en el momento de ser rescatados, los sacrifican, y hay que señalar que todos los refugios de animales en Dinamarca están subvencionados por empresas privadas.

También quiere añadir que, aunque Dinamarca sea un país pequeño en el que generalmente se tiene un gran respeto por los animales, aún hay individuos que maltratan a los animales, y que aún queda mucho por hacer en el marco legal.

Y de Dinamarca pasamos a Canadá, donde reside la familia de George.

georg

George, este precioso gato de color rojizo y de un solo ojo, también tiene cuentas en las redes sociales, concretamente en Facebook y twitter y en ellas encontraréis fotos, tanto de George como de su familia y de regalos y postales que reciben procedentes de todo el mundo, así como testimonios de otras familias amantes de los animales. 

Cuando George fue rescatado por un refugio local llamado SAFE Team Rescue tenía una masa cancerígena enorme que le cubría una cuarta parte de la cara. Esta masa había crecido con el tiempo porque sus anteriores dueños no podían permitirse el tratamiento necesario. Pese a todo seguía siendo encantador y pedía mimos y cariño.

De hecho, la familia afirma que no fue hasta después de la operación que los veterinarios se dieron cuenta de que la masa era cancerígena y el diagnóstico que les dieron es que la esperanza de vida de George era de 4 meses, pero decidieron darle una vida como se merecía y George sacó las fuerzas para luchar y logró vivir feliz durante 6 meses y 8 días,  algo más de lo que habían dicho los especialistas.

George vivía con otros seis gatos, tres de los cuales habían sido adoptados del mismo refugio. Uno de estos seis gatos es Rocky, quien perdió dos de sus pies al quedar atrapado en una trampa para osos. 

También hemos preguntado a la familia de George sobre el sistema legal con respecto a las penas del maltrato animal y al tipo de instituciones existentes para recoger a animales abandonados y callejeros y dicen que en Canadá hay dos tipos de centro: las perreras (o “kill-shelters) o refugios (“no-kill shelters”), aunque realmente la tasa de animales eutanasiados es del 14%, muy lejos del 60% en EEUU. 

Cuando les comentamos que en España hay muchas cosas por hacer para proteger y ayudar a los animales nos respondieron que en Canadá no se quedan muy atrás, ya que la pena máxima de prisión es de cinco años y la multa económica máxima es de 10.000 dólares canadienses (unos 7096€). Por si hay algún lector curioso, nos han facilitado un enlace (en inglés) que contiene, muy bien explicado, el texto legal que se puede encontrar en el código penal.

Finalmente, tanto Monty como George nos han pedido que os hiciéramos llegar un mensaje, y es que si queréis tener una mascota en casa, adoptéis y no compréis un animal. Monty aconseja ir a un refugio para animales y hablar con el personal para ver cuál es el procedimiento necesario. También hay que pensar en el aspecto económico, tener un seguro, y otra cosa en la que pensar es qué podemos aportar a un animal, si estamos en casa lo suficiente para darle la atención y el cariño que necesita. Puede que prefieras convertir tu casa en un hogar de acogida para animales, ya que es una manera de ayudar, y mucho, a estas criaturas.

Eso sí, si decides tener a un amigo de cuatro patas, como por ejemplo un gato, puedes ir a tu refugio más cercano y verás como encuentras a tu nuevo mejor amigo. 

Monty te quiere pedir que por favor no compres un gato para que la gente deje de dedicarse a criar gatitos para venderlos, pues en este mundo ya hay muchísimos gatos sin hogar esperando a que alguna familia les lleve a casa con ellos. 

Mientras, la respuesta de George es que “no compres, ¡adopta!”. Los animales rescatados son los mejores y parece que se dan cuenta de que les has dado una segunda oportunidad de vivir y te lo demuestran con mucho amor.

Verónica y Blackcat

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*